El movimiento articular es posible gracias a los músculos (maseteros y temporales) que al contraerse cierran la boca, y sus antagonistas (los músculos del suelo de la boca, el cuello) la abren. Pero en esta articulación hay un elemento diferente a cualquier otra articulación de nuestro cuerpo: los dientes.

La mandíbula cuando se cierra, es frenada o se estabiliza al entrar en contacto con los dientes. En esta posición es importante que tenga estabilidad, si no la boca estará desequilibrada. Este movimiento se produce cientos de veces al día al masticar, hablar, tragar saliva.

 

¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES NORMALES DE LA ATM?

Para averiguar si alguien está sufriendo un desequilibrio debido a la articulación temporomandibular, es necesario pautar unas normas dentro de las cuales podremos establecer un diagnóstico inicial y concluir que existe un problema en la ATM:

  • La apertura bucal debe hacerse sin desvío hacia los lados de 40 a 55mm
  • Los movimientos laterales de la mandíbula deben hacerse con deslizamiento guiado por los caninos
  • Los movimientos hacia delante deben hacerse guiado por los incisivos.
  • El paciente debe tener una masticación bilateral alternante. Si mastica más por un lado que otro, existirá un desequilibrio en su rostro que afectará también a la postura corporal.
  • Al masticar y tragar debemos tener los máximos contactos entre los dientes. Esto significa que tendremos una oclusión óptima.

 

ME HAN DIAGNOSTICADO PATOLOGÍA EN LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

La definición de la patología en ATM es la falta de salud que cursa con dolor o limitación en el movimiento de la articulación craneomandibular.

El origen de los desequilibrios en ATM:

 

  1. Una mala oclusión puede ser fuente de patología en la ATM: las maloclusiones generan que los dientes entren en máximo contacto en posiciones extremas, obligando a la articulación a descolocarse de forma repetitiva (mordidas abiertas, sobremordidas, prognatismos, mandíbulas retrusivas, etc….)

 

  1. Apretamiento dental o bruxismo. Los dientes apiñados o dobles mordidas generan una fatiga muscular, que causa dolor en cara y cuello.

 

  1. Falta de guías dentales, que son las guías caninas y las incisivas. Si no hay guías, obliga a la articulación a moverse en posiciones forzadas generando roces articulares y dislocaciones del menisco.

 

  1. Respiración bucal: para respirar por la boca se necesita abrir la vía aérea adelantando el cuello, esto no sucede con la respiración nasal. Cuando adelanto el cuello para poder respirar, los músculos del cuello están en tensión, tiran de la mandíbula hacia abajo y generan apretamiento dental y falta de reposo mandibular. Con los años, un respirador bucal, generará un apiñamiento cervical, provocando esa tensión muscular y la postura de “cuello adelantado”.

 

  1. Hiperlaxitud del paciente, ya que la excesiva elasticidad de los ligamentos en todo el cuerpo facilita que la ATM sufra de clics o ruidos articulares.

 

  1. Padecer ansiedad y estrés, ya que las emociones generan una tensión interna (ansiedad), y la vida ajetreada crea una tensión externa (estrés). La suma de estos dos factores, provoca tensión muscular en nuestro cuerpo agravando los problemas posturales o maloclusiones mencionados antes

 

SÍNTOMAS DE LA PATOLOGÍA EN LA ATM:

Si no sabemos acerca del origen y no tenemos un diagnóstico de un especialista, ¿Cómo puedo saber si tengo alguna patología en la ATM?

 

  1. Existe desgaste dental, tus piezas poco a poco se desgastan aceleradamente y prematuramente. Al desgastarse tu mordida va cambiando y la boca envejece antes.
  2. Fatiga muscular al comer sobre todo carne y alimentos difíciles de masticar, me puedo cansar incluso al hablar porque mis músculos faciales están en tensión.
  3. Dolor en la articulación al masticar.
  4. Ruidos y chasquidos en la articulación, estos son molestos y pueden limitar la apertura.
  5. Pitidos o zumbidos en los oídos por la conexión existente.
  6. Dolores de cabeza ya que son muchas las conexiones y los músculos y nervios implicados.
  7. Vértigos o mareos.

 

¿CÓMO PUEDO DAR SOLUCIÓN A MIS PROBLEMAS DE ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR?

 

La férula de descarga es el tratamiento más conocido para tratar el bruxismo. Existen 2 tipos de férulas según los síntomas del paciente:

  • Pacientes asintomáticos, son aquellos que tienen patologías de la ATM, pero en principio no tienen síntomas, pero es necesaria la férula por prevención y reposo articular. Son necesarias revisiones periódicas para encontrar ese reposo mandibular en cada persona.
  • Pacientes con síntomas y con dolor: es necesario un equilibrador oclusal para eliminar el dolor y encontrar el reposo articular.

El tallado selectivo es para los pacientes con piezas dentales que interfieren en el correcto funcionamiento de la boca. La mordida cambia con el tiempo y hace que unas piezas se desgasten más que otras provocando ese desequilibrio.

Los implantes o las prótesis son tratamientos fundamentales de restauración para devolver a la función bucal su estabilidad. Las ausencias o las roturas de piezas son un desequilibrio más para la salud bucal.

Los tratamientos de ortodoncia a veces son necesarios si la maloclusión es el origen principal del desequilibrio. Orthotropics, ortodoncia con brackets o alineadores es una solución global que soluciona muchos problemas a la vez y elimina el desequilibrio bucal devolviendo la simetría facial.