La esperanza de vida en España ha evolucionado positivamente hasta convertirse en una de las más altas del mundo. En 1960, era de 69 años y 79 años en el año 2000. Según los últimos datos del INE, la esperanza de vida media de hombres y mujeres se sitúa en 83,5 años. Vivimos más y viviremos todavía más…. pero queremos hacerlo con calidad de vida.

En Cerdeña, Italia, concretamente en Arzana, Gianni Pes, epidemiólogo, estudia la región desde finales de los 90. Ha descubierto que las personas que han cumplido los 100 años, presentan cepas específicas de bacterias digestivas que transforman la fibra en niveles altos de ácidos grasos. Estas grasas saturadas se asocian con un menor riesgo cardiovascular.

En la Península de Nicoya, Costa Rica, hasta hace 50 años, sus habitantes eran agricultores que completaban su dieta de maíz y judías con frutas tropicales y algo de caza y pesca. Los investigadores están analizando si esta combinación también preserva la salud celular y han descubierto que los nicoyanos tienen de promedio unos telómeros más largos, que son un marcador aproximado de edad biológica. La edad biológica de los nicoyanos parece ser hasta diez años inferior a la cronólogica.

En la otra punta del mundo, en Okinawa, Japón, se cultiva el goya o melón amargo, que es una bomba de vitaminas que protege las células y reduce la glucemia. Craig Willcox, antropólogo y gerontólogo, apunta que la comida okinawense, conjuga densidad nutricional con pobreza calórica. Los habitantes de esta isla, sufren una tercera parte de cardiopatías, entre diez y doce veces menos la enfermedad de Alzheimer y la mitad de casos de cáncer de mama.

Como vemos, la dieta es muy importante para vivir más y con mayor calidad de vida. En Pedroche, creemos en un futuro preventivo para todos nuestros pacientes, desde los niños más pequeños hasta nuestros pacientes mas longevos. Dentro de nuestra filosofía está preservar los dientes naturales de nuestros pacientes e intentar salvarlos, ya que lo natural, es lo mejor para nuestra salud.

Sin embargo, hay 6 factores que perjudican la calidad de vida si hablamos de salud bucal, ya que si vivimos más, nuestros dientes tienen que acompañarnos:

 

  • Dientes ausentes, la pérdida prematura de un diente supone en un plazo inferior a 2 años, una modificación de los huesos maxilares y un desplazamiento de los dientes adyacentes resultando una boca no acorde a la edad biológica.

 

  • Mordida cruzada, dientes apiñados, prognatismo, protusión, … unos dientes alineados facilitan el cepillado y la higiene, por lo que la durabilidad será mayor. Si tu mordida no es correcta, también tus dientes se desgastarán de una forma irregular, necesitando tratamientos funcionales o de las encías.

 

  • Estrés y bruxismo: la forma de vida actual predispone a nuevas patologías que alteran la función de la boca. Revisa tu boca con un especialista en articulación temporomandibular.

 

  • Respiración bucal, no es una respiración adecuada, la respiración debe ser nasal, fundamental para descansar bien, oxigenar todo el cuerpo y prevenir patologías.

 

  • Problemas de deglución, problemas posturales, … algo no va bien en tu boca y en tu cuerpo. La boca no es un elemento aislado del cuerpo. Tu paladar es estrecho, no apoyas bien tu lengua al comer y al hablar, con lo que la articulación temporomandibular no está en una posición estable.

 

  • Y por supuesto…… caries, nuestra alimentación y forma de vida predispone más a las caries. Pide a tu higienista y al odontólogo especialista en conservadora, que determinen tu riesgo de caries mediante el estudio del PH, saliva y alimentación. Las revisiones semestrales son un pilar fundamental.