Además de la respiración nasal, el movimiento debe ser respirar con la parte inferior o abdominal, moviendo el diafragma. Con ello aumenta el volumen de aire en los pulmones y aumenta el tono muscular del cuello.

¿QUÉ SUCEDE SI RESPIRO POR LA BOCA?

Respirar por la boca genera hiperventilación, exceso de aire. Al igual que comer mucho hace que engordes, respirar mucho acumula más CO2, la respiración se vuelve más brusca para eliminar ese exceso de CO2 y al final se consigue una peor oxigenación del cuerpo.

Cuando la respiración es bucal:

  • El cuello está adelantado, ya que la lengua disminuye la vía aérea y si no lo adelantas, no entra aire.
  • Pobre tono muscular en el cuello.
  • La lengua está abajo y al dormir cierra la vía aérea generando patologías del sueño.
  • No usamos el diafragma, sólo respiramos en vías altas.

PATOLOGÍA DEL SUEÑO

La respiración es el resultado de cómo vives o cómo respiras habitualmente, respirar rápido y superficial (por la boca) genera una presión negativa en la vía aérea alta por lo que llega menos aire a los pulmones. La presión negativa en la vía aérea alta genera un colapso y estrecha la misma por lo que entra menos aire, motivo por el cual se produce insomnio, apnea y ronquido.

Respirar despacio genera menos insomnio, menos apnea y menos ronquido. Pero además hay que respirar suave y respirar profundo (abdomen). Todo ello contribuye a disminuir la presión negativa en las vías aéreas altas.

Según estés respirando por el día determinará cómo respiras por la noche. Cuando tienes obstrucción nasal, asma, etc.. no sólo tendrás ese problema sino que además la mala respiración nasal te genera un desorden en el sueño.

¿CÓMO PODEMOS DESCANSAR MEJOR?

  • Reduciendo el ronquido, para ello hay que disminuir el flujo de aire para no crear turbulencias en la nariz, en este caso usamos algo que nos permita tener la boca cerrada como myotape o un esparadrapo. Hay 2 tipos de ronquido:
    • Nasal Es debido a una obstrucción nasal y suena como una dificultad respiratoria. Si reduces el volumen respiratorio es mucho más difícil roncar por la nariz. Si tienes enfermedades respiratorias como el asma, es más probable que desarrolles problemas incluso apnea del sueño por colapso de las vías aéreas altas.
    • Bucal: Es un ronquido fuerte y vibrante que se termina si tienes la boca cerrada y suena por la vibración de fondo del paladar.
  • Durmiendo de lado, ya que boca arriba la lengua se sitúa hacia abajo y agrava los problemas respiratorios.
  • La temperatura corporal al dormir influye y si el cuerpo está caliente hará que tengas una respiración más fuerte y eso genera turbulencias en las vías aéreas. En la habitación debe haber un ciclo de aire fresco por lo que es bueno tener un poco la ventana abierta o una temperatura fresca.
  • El insomnio se da cuando tenemos una frecuencia respiratoria alta y profunda asociada con muchas preocupaciones y un cerebro acelerado. Esto rompe el balance entre la respuesta del sistema parasimpático que modula la relajación, y el sistema simpático que modula el estrés. La respiración nasal y lenta estimula el nervio vago y consigue equilibrar una respuesta en el sistema parasimpático consiguiendo relajación.
  • Las personas que respiran en exceso suelen tener las manos y pies fríos. Es el efecto Bohr, acumulan más CO2 y los vasos liberan menos oxígeno a los tejidos y se enfrían para economizar.
  • Perder peso permite reducir el volumen o grosor del cuello (aumenta la vía aérea) , reduce el volumen de la lengua (ocupa menos espacio en una vía estrecha) y facilita la respiración abdominal.

¿QUÉ ES LA APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO?

La apnea del sueño es un trastorno muy común que consiste en la dificultad mecánica para respirar. Las interrupciones pueden durar desde segundos a minutos y pueden ocurrir más de 25 veces a la hora. Existen dos tipos:

OSA que se caracteriza por:

    • Cuando paras de respirar por un episodio de apnea, se genera un aumento de CO2, pero en este caso la respuesta del cuerpo es exagerada y aumenta mucho respiración dando una respiración inestable, por ello crea un circulo vicioso que genera el siguiente episodio de apnea.
    • El cerebro para respirar, genera respuestas como bruxismo, sonambulismo, hablar en sueños, etc… es un intento del cuerpo de aumentar la vía aérea.
    • Podemos mejorar este parámetro incrementando el diámetro faríngeo y respirando muy despacio por la nariz, con la lengua colocada en el paladar y cuidando la postura.

OSCA (apnea central) que tiene las siguientes características:

    • El cerebro deja de mandar la señal para respirar, la apnea acumula CO2 y provoca una reducción respiratoria para bajar este nivel, pero en este caso además genera que el cerebro no mande señal para respirar.
    • En apnea se produce una respiración cortada, durante este tiempo aumenta el CO2 en sangre (hipercapnia) lo que provoca una respuesta exagerada con respiración brusca e intensa lo que lleva a perder el CO2 (hipocapnia). El cerebro ahora no emite una señal para respirar, porque el estímulo para respirar es el CO2,  es lo que se llama apnea central.

En un estudio publicado en la revista de la asociación americana de otorrinolaringología en 2020, relacionan la respiración bucal con una peor saturación de oxígeno y un incremento de vías aéreas altas colapsadas.

Conclusiones del estudio:

  • Los episodios de apnea se reducen a al mitad sólo con tener la boca cerrada.
  • La saturación mínima de oxígeno en respiradores bucales alcanza niveles de muy alto riesgo.
  • Dormir con la boca cerrada implica dormir más profundamente, con mayor amplitud del movimiento del diafragma. Descansamos mejor.
  • Dormir con la boca cerrada influye en que haya un mejor equilibrio metabólico en tu cuerpo. Durante el insomnio, hay mayor estrés.
  • Hay estudios que relacionan un aumento de la depresión de un 40-67% en pacientes con insomnio y apnea.