Todo bajo la medida del tiempo que es dónde ocurren los grandes cambios; dando un tiempo para escuchar, para proyectar y para evaluar, de tal forma que nuestras soluciones vayan dando sus frutos.

 

¿Cómo somos? ¿Qué ofrecemos a los pacientes?

  • Comprometidos con el paciente, con los tiempos, con su tratamiento global, con su salud
  • Contemplativos respecto a la estructura y características de la persona, de las pruebas de imagen, de las fotos, de lo que nos dice, de sus expectativas, de su modo de vida. La contemplación de todo en conjunto, del cuerpo también, porque la boca forma parte de nuestro cuerpo y no funciona de forma aislada.
  • Gurús porque buscamos siempre la mejor técnica que se adapte a cada paciente y a cada situación, porque hemos buscado innovación dental con 2 tratamientos pioneros en España como son Orthotropics y los tratamientos de la Articulación Temporomandibular
  • Delicados porque todo lo anterior lo haremos respetando tu naturaleza, tu esencia y tu carácter. Todo con técnicas de mínima intervención.

Cuando los 4 pilares básicos se unen, para nosotros es el concepto de lo que para un japonés es un bonsái. La traducción literal del kanji japonés (carácter chino utilizado en la escritura japonesa) de la palabra bonsái es bon = bandeja y sai = árbol o naturaleza, es decir, “un árbol en una maceta”. Es el arte de cultivar y diseñar árboles que nos recuerdan a los de su especie en una escena de la naturaleza, pero a una escala diferente.

 

Dejando un lado el significado anterior, y ya en un sentido más amplio, el bonsái nos traslada al medio natural, nos recuerda nuestro contacto ancestral con la naturaleza y sus distintos elementos, a nosotros mismos formando parte de ella y a nuestra capacidad de disfrute con su contemplación. Es un arte que nos conecta con la esencia y la sencillez de los elementos que conforman la naturaleza.

Para los japoneses, en el bonsái se unen algunas ideas importantes de su cultura y para ellos éste posee una fuerza interior. Decidir cultivar un bonsái es una ocasión especial a través de la cual podemos aprender valores:

  • Paciencia, calma, pequeño esfuerzo constante de cada día. Nosotros trabajamos con mínimo número de visitas y con tiempo.
  • Reflexión y disfrute a través de la contemplación. Nos tomamos un tiempo para diagnosticar y pensar la mejor opción para cada paciente.
  • Reconocimiento de la naturaleza. Lo natural es lo bello, para nosotros la belleza es el esplendor de la salud.
  • Comprensión del mundo que nos rodea y de nosotros mismos a través de la naturaleza. Es importante conocer el origen de los problemas en odontología y comprender que a veces con cambiar hábitos muy sencillos, conseguimos resultados espectaculares que redundan en salud.

 

Es importante distinguir entre cultivo y estética. En el caso de la odontología, entre funcionalidad y belleza o estética dental.

Con el cultivo, atendemos las necesidades de nuestro árbol para que viva y se desarrolle de manera saludable, proporcionándole una correcta situación, riego, sol, agua, aire... En el caso de la odontología tratamos y solucionamos mediante técnicas naturales y no invasivas a que la boca se desarrolle de manera saludable proporcionándole espacio (en el caso de Orthotropics), buen riego (un buen cepillado e higiene dental), buena función masticatoria para que pueda desarrollar y alimentarse de la forma más natural, buena oxigenación mediante una respiración cien por cien nasal (lo conseguimos también con Orthotropics).

Con la estética conseguimos modelar una forma para el árbol y al igual pasa con la boca, la moldeamos para lograr una forma natural y acorde con nuestra fisonomía, y conseguimos guiar el crecimiento mandibular para que exista espacio y poder ampliar también nuestra vía aérea.