BLANQUEAMIENTO DENTAL
UN TRATAMIENTO PARA REJUVENECER LA SONRISA

Una sonrisa brillante y equilibrada no solo aumenta la autoestima de la persona, sino que también rejuvenece el rostro y atesora una tremenda importancia en la comunicación no verbal. Basta con recordar lo que dijo el padre de la poesía moderna, el francés Charles Baudelaire: “una gran sonrisa es un bello rostro de gigante”.

Por eso, y puede que influenciados por la perfección y la blancura de las dentaduras de las estrellas de cine, en los últimos años se han extendido las consultas relacionadas con el blanqueamiento dental.

Al mismo tiempo ha provocado que aparezcan diversos remedios caseros de blanqueamiento dental y peligrosas técnicas que usan el carbono activo para tratar los dientes. Nunca hay que realizar este tipo de prácticas, pues llevar a cabo un blanqueamiento dental sin la necesaria supervisión médica ocasiona graves riesgos para la salud.

En farmacias y supermercados también existe toda una gama de pastas de dientes blanqueadoras que, sin embargo, su contenido de peróxido de hidrógeno no supera el 0,1% y el de peróxido de carbamida el 0,3%. Niveles muy bajos que las hacen prácticamente ineficaces, aunque inofensivas para la salud. Solo por medio de un dentista se pueden comprar pastas realmente blanqueadoras (con entre un 6% y un 35% de peróxido de hidrógeno), quien además determinará el modo de uso y la duración del tratamiento.

INICIO > TRATAMIENTO > BLANQUEAMIENTO DENTAL

BLANQUEAMIENTO DENTAL

¿QUÉ ES UN BLANQUEAMIENTO DENTAL?

Es una técnica de odontología estética que elimina las manchas intrínsecas y extrínsecas que han ocasionado un cambio en la tonalidad de la superficie dentaria, recuperando la blancura y el brillo natural del esmalte.

Ventajas:

  • Una sonrisa más blanca refuerza la confianza en uno mismo, incrementa el buen estado de ánimo y transmite a los demás una mayor sensación de seguridad y amistad.
  • Rápidos resultados. A pesar de que existen diversas opciones, todas ellas consiguen resultados a corto plazo y la duración total del procedimiento dura aproximadamente un mes.
  • Tratamiento indoloro. El blanqueamiento dental es un procedimiento totalmente indoloro y, al contrario de lo que muchas veces se dice, no daña el esmalte. El único efecto secundario que produce es una sensibilidad dental transitoria al frío, el calor o el dulce.

Podríamos contestar a esta pregunta poniendo como ejemplo nuestra propia piel, la cual todos sabemos que se ensucia si no nos duchamos. El esmalte es la piel de nuestros dientes, también cuenta con millones de poros microscópicos por los que penetran los compuestos orgánicos de aquello que comemos. Esto es lo que origina las llamadas manchas extrínsecas o exógenas: la pigmentación paulatina por la ingesta de alimentos con una fuerte coloración, bebidas como el vino, el té o el café y otros productos como la nicotina del tabaco.

Aparte de las manchas extrínsecas, también existen las intrínsecas o endógenas, las cuales están acaecidas por la propia estructura de los dientes. Entre sus causas podrían distinguirse:

  • El propio envejecimiento de nuestra dentadura hace que poco a poco pierda su candor y vitalidad. Asimismo, con el uso diario, nuestros dientes se van desgastando, volviéndose más fino el esmalte lo que también hace que se transparente más la dentina que tiene un color más oscuro.
  • Golpes y traumatismos. Aunque a primera vista no parezca tener relación, un fuerte golpe en la dentadura puede provocar daños en la pulpa dental que deriven en una infección y, más tarde, en una necrosis (la muerte del nervio), haciendo que el diente adquiera un tono negruzco. Otra posibilidad es un golpeteo o trauman crónico que hace que el diente se calcifique. Es decir, que el canal radicular quede parcialmente obstruido y el riego sanguíneo no pueda circular con normalidad, lo que origina que con el paso de los meses o los años adopte un color amarillento.
  • Manchas por tetraciclinas. Aunque se prohibió su uso, la tetraciclina fue un antibiótico que, sobre todo en los años 60, se administró para combatir infecciones respiratorias, estomacales o urinarias. Más tarde se descubrió que uno de sus efectos secundarios era la coloración dental, apareciendo de forma horizontal manchas amarillentas, parduzcas o grisáceas.  
  • Fluorosis dental. Es una alteración del esmalte debida a una exposición prolongada a altos niveles de flúor, principalmente durante la infancia, cuando los dientes permanentes están en desarrollo. Se caracteriza por la manifestación de pequeñas manchas de color blanco que en los casos más severos pueden derivar en estrías marrones.
  • Hipoplasia dental. Es una afección en la mineralización del diente que genera manchas amarillentas en la superficie dental.
  • Endodoncias. La desvitalización de una pieza dental puede oscurecer el tono del diente

Si bien no existe ninguna edad límite, sí que se recomienda que el blanqueamiento dental se efectúe a partir de la mayoría de edad, cuando los dientes y el desarrollo óseo-mandibular ya se hayan completado.

En primer lugar, es necesario pasar una revisión odontológica para comprobar que no existen patologías que impidan el tratamiento y verificar que no resulta peligroso para las encías o los dientes del paciente.

Tras ello, se procede a una limpieza de la boca y se establece el color original que tenían los dientes en un principio, así como las razones por las que se ha perdido la blancura. A raíz de este proceso, el dentista cataloga qué método de blanqueamiento será el más eficaz y detalla los resultados a obtener. Es importante elegir un blanco acorde con la fisonomía del paciente, con su edad y sobre todo, que aporte naturalidad a la sonrisa.

Hay que añadir que el blanqueamiento dental se realiza en todos los dientes y no solo en una parte de la dentadura. Y es que el objetivo del mismo es conseguir un tono uniforme en la sonrisa. No obstante, esto no impide que en caso de que alguna pieza requiera de un mayor esfuerzo por su pigmentación superior se pueda incidir más severamente en ella.

Existen tres métodos de blanqueamiento dental:

  • Blanqueamiento dental por fotoactivación. Consiste en una sola sesión clínica de unos 45 minutos se pueden aclarar los dientes entre 4 y 10 tonos. Se basa en la aplicación de un gel de peróxido sobre los dientes para a continuación proyectar una fuente de luz LED fría o una luz láser que potencie el efecto blanqueador de sus componentes en el esmalte.
  • Blanqueamiento con férulas. Es una técnica de refuerzo domiciliario del tratamiento iniciado en la consulta. Sobre férulas de plástico blando fabricadas a medida se aplica una pasta blanqueadora que luego se coloca en las arcadas durante un par de horas al día o por las noches, dependiendo del grado de tinción de la dentadura. Por norma general, su duración suele alargarse entre 15 y 30 días.
  • Blanqueamiento dental interno. Solo se realiza en dientes que previamente han sido sometidos a una endodoncia. Al perder la vitalidad el diente se oscurece. Para ello se introduce un producto blanqueante en el interior del diente. Posteriormente se sella y se deja actuar durante alrededor de una semana. Tras ese tiempo se evalúan los resultados y se observa si es necesaria una nueva sesión para recuperar el color natural de la pieza.

¿CUÁNTO DURA EL BLANQUEAMIENTO DENTAL?

Desgraciadamente, el blanqueamiento de la sonrisa no dura para siempre. Y menos si se consumen alimentos y bebidas con un alto contenido en colorantes o se tiene el hábito de fumar. Comúnmente, tiene una duración de entre 5 y 7 años, aunque este lapso dependerá de la edad, el tipo de manchas y la rutina de higiene oral que lleve el individuo.

Aunque eso sí, los dientes siempre serán más blancos que antes y, en caso de que sea necesario, se pueden organizar sesiones de mantenimiento. Por ello, es bueno confiar en una clínica experta en estética dental como Pedroche que integra diferentes especialidades para tener un óptimo diagnóstico y así como las últimas en tecnologías para lograr un excelente resultado en el tratamiento de blanqueamiento dental.

Si necesitas más información sobre nuestros métodos de blanqueamiento dental o deseas que te pasemos un presupuesto personalizado, llámanos al 915 27 29 16 o haznos una visita en la calle de Bustamante 45, 1ºG, de Madrid. ¡Estaremos encantados de atenderte!

EN CLÍNICA PEDROCHE SOMOS EXPERTOS EN BLANQUEAMIENTO DENTAL

En Clínica Pedroche en Madrid, somos especialistas en blanqueamiento dental queremos darte el mejor diagnóstico y tratamiento dental.

Nuestra visión, es ir más allá de solucionar un problema estético o de un dolor concreto, por ello trabajamos en identificar el origen del problema. Esto es posible gracias a la visión global del Dr. Fernández Pedroche a la hora de realizar la valoración inicial, ya que aúna las tres especialidades médicas necesarias: ortodoncia, ATM e implantología, lo que permite detectar previamente cualquier problema que interfiera en la mordida del paciente y en el resultado del tratamiento.

Desarrollamos todos nuestros tratamientos desde un punto de vista general de la salud, para entender mejor el estado, las condiciones y las necesidades de la región bucodental.

Desde el primer momento, atendemos tus necesidades aplicando todo nuestro criterio profesional, con el instrumental y los equipos tecnológicos más avanzados para poner a tu disposición y mejorar tu salud general a través de nuestros tratamientos de última generación. Además, contamos con las herramientas y con un equipo multidisciplinar para atender las diferentes necesidades de tu boca.

En nuestras instalaciones, nuestra prioridad es garantizar tu comodidad desde el primer momento, para que compruebes de primera mano la excelencia de todas nuestras consultas, diagnósticos y tratamientos para solucionar el problema que te afecta, sea cual sea, mediante la acción de profesionales de distintas especialidades.