¿TENGO BRUXISMO? ORIGEN, SÍNTOMAS Y SOLUCIONES.

La articulación temporomandibular, conocida como ATM, constituye la conexión entre el cráneo y la mandíbula y es la responsable del movimiento de apertura y cierre bucal. La utilizamos en cada movimiento que hacemos al hablar, al masticar, al tragar saliva, al dar un beso,… y también sufre cuando estamos estresados y apretamos inconscientemente.

La articulación se compone de dos superficies óseas articulares redondas. En el cráneo, la fosa del hueso temporal y por otro lado el cóndilo mandibular o cabeza redondeada que permite girar la mandíbula dentro del cráneo. Como en todas las articulaciones, entre medias, se interpone un disco o menisco

El movimiento articular es posible gracias a los músculos (maseteros y temporales) que al contraerse cierran la boca, y sus antagonistas (los músculos del suelo de la boca, el cuello) la abren. Pero en esta articulación hay un elemento diferente a cualquier otra articulación de nuestro cuerpo: los dientes.

La mandíbula cuando se cierra, es frenada o se estabiliza al entrar en contacto con los dientes. En esta posición es importante que tenga estabilidad, si no la boca estará desequilibrada. Este movimiento se produce cientos de veces al día al masticar, hablar, tragar saliva.

 

¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES NORMALES DE LA ATM?

Para averiguar si alguien está sufriendo un desequilibrio debido a la articulación temporomandibular, es necesario pautar unas normas dentro de las cuales podremos establecer un diagnóstico inicial y concluir que existe un problema en la ATM:

  • La apertura bucal debe hacerse sin desvío hacia los lados de 40 a 55mm
  • Los movimientos laterales de la mandíbula deben hacerse con deslizamiento guiado por los caninos
  • Los movimientos hacia delante deben hacerse guiado por los incisivos.
  • El paciente debe tener una masticación bilateral alternante. Si mastica más por un lado que otro, existirá un desequilibrio en su rostro que afectará también a la postura corporal.
  • Al masticar y tragar debemos tener los máximos contactos entre los dientes. Esto significa que tendremos una oclusión óptima.

 

ME HAN DIAGNOSTICADO PATOLOGÍA EN LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

La definición de la patología en ATM es la falta de salud que cursa con dolor o limitación en el movimiento de la articulación craneomandibular.

El origen de los desequilibrios en ATM:

 

  1. Una mala oclusión puede ser fuente de patología en la ATM: las maloclusiones generan que los dientes entren en máximo contacto en posiciones extremas, obligando a la articulación a descolocarse de forma repetitiva (mordidas abiertas, sobremordidas, prognatismos, mandíbulas retrusivas, etc….)

 

  1. Apretamiento dental o bruxismo. Los dientes apiñados o dobles mordidas generan una fatiga muscular, que causa dolor en cara y cuello.

 

  1. Falta de guías dentales, que son las guías caninas y las incisivas. Si no hay guías, obliga a la articulación a moverse en posiciones forzadas generando roces articulares y dislocaciones del menisco.

 

  1. Respiración bucal: para respirar por la boca se necesita abrir la vía aérea adelantando el cuello, esto no sucede con la respiración nasal. Cuando adelanto el cuello para poder respirar, los músculos del cuello están en tensión, tiran de la mandíbula hacia abajo y generan apretamiento dental y falta de reposo mandibular. Con los años, un respirador bucal, generará un apiñamiento cervical, provocando esa tensión muscular y la postura de “cuello adelantado”.

 

  1. Hiperlaxitud del paciente, ya que la excesiva elasticidad de los ligamentos en todo el cuerpo facilita que la ATM sufra de clics o ruidos articulares.

 

  1. Padecer ansiedad y estrés, ya que las emociones generan una tensión interna (ansiedad), y la vida ajetreada crea una tensión externa (estrés). La suma de estos dos factores, provoca tensión muscular en nuestro cuerpo agravando los problemas posturales o maloclusiones mencionados antes

 

SÍNTOMAS DE LA PATOLOGÍA EN LA ATM:

Si no sabemos acerca del origen y no tenemos un diagnóstico de un especialista, ¿Cómo puedo saber si tengo alguna patología en la ATM?

 

  1. Existe desgaste dental, tus piezas poco a poco se desgastan aceleradamente y prematuramente. Al desgastarse tu mordida va cambiando y la boca envejece antes.
  2. Fatiga muscular al comer sobre todo carne y alimentos difíciles de masticar, me puedo cansar incluso al hablar porque mis músculos faciales están en tensión.
  3. Dolor en la articulación al masticar.
  4. Ruidos y chasquidos en la articulación, estos son molestos y pueden limitar la apertura.
  5. Pitidos o zumbidos en los oídos por la conexión existente.
  6. Dolores de cabeza ya que son muchas las conexiones y los músculos y nervios implicados.
  7. Vértigos o mareos.

 

¿CÓMO PUEDO DAR SOLUCIÓN A MIS PROBLEMAS DE ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR?

 

La férula de descarga es el tratamiento más conocido para tratar el bruxismo. Existen 2 tipos de férulas según los síntomas del paciente:

  • Pacientes asintomáticos, son aquellos que tienen patologías de la ATM, pero en principio no tienen síntomas, pero es necesaria la férula por prevención y reposo articular. Son necesarias revisiones periódicas para encontrar ese reposo mandibular en cada persona.
  • Pacientes con síntomas y con dolor: es necesario un equilibrador oclusal para eliminar el dolor y encontrar el reposo articular.

El tallado selectivo es para los pacientes con piezas dentales que interfieren en el correcto funcionamiento de la boca. La mordida cambia con el tiempo y hace que unas piezas se desgasten más que otras provocando ese desequilibrio.

Los implantes o las prótesis son tratamientos fundamentales de restauración para devolver a la función bucal su estabilidad. Las ausencias o las roturas de piezas son un desequilibrio más para la salud bucal.

Los tratamientos de ortodoncia a veces son necesarios si la maloclusión es el origen principal del desequilibrio. Orthotropics, ortodoncia con brackets o alineadores es una solución global que soluciona muchos problemas a la vez y elimina el desequilibrio bucal devolviendo la simetría facial.

TELÓMEROS Y CENTENARIOS

¿Dónde están los habitantes de la tierra más longevos? ¿Qué ingredientes son los que tienen los hombres y mujeres centenarios? Dan Buettner para National Geographic en “La receta de la longevidad”, nos cuenta acerca de los alimentos que contribuyen a esa notable longevidad y por qué ciertos alimentos parecen alargar la vida de quienes los consumen.

Todos coinciden: una dieta sana, un círculo de amigos, sentir que tienes un propósito en la vida, vivir en un entorno que te mantiene en constante movimiento y cultivar rutinas diarias que mitiguen el estrés, es la fórmula mágica de estos centenarios.

PREVENCIÓN DENTAL - OCTUBRE 2020

La esperanza de vida en España ha evolucionado positivamente hasta convertirse en una de las más altas del mundo. En 1960, era de 69 años y 79 años en el año 2000. Según los últimos datos del INE, la esperanza de vida media de hombres y mujeres se sitúa en 83,5 años. Vivimos más y viviremos todavía más…. pero queremos hacerlo con calidad de vida.

En Cerdeña, Italia, concretamente en Arzana, Gianni Pes, epidemiólogo, estudia la región desde finales de los 90. Ha descubierto que las personas que han cumplido los 100 años, presentan cepas específicas de bacterias digestivas que transforman la fibra en niveles altos de ácidos grasos. Estas grasas saturadas se asocian con un menor riesgo cardiovascular.

En la Península de Nicoya, Costa Rica, hasta hace 50 años, sus habitantes eran agricultores que completaban su dieta de maíz y judías con frutas tropicales y algo de caza y pesca. Los investigadores están analizando si esta combinación también preserva la salud celular y han descubierto que los nicoyanos tienen de promedio unos telómeros más largos, que son un marcador aproximado de edad biológica. La edad biológica de los nicoyanos parece ser hasta diez años inferior a la cronólogica.

En la otra punta del mundo, en Okinawa, Japón, se cultiva el goya o melón amargo, que es una bomba de vitaminas que protege las células y reduce la glucemia. Craig Willcox, antropólogo y gerontólogo, apunta que la comida okinawense, conjuga densidad nutricional con pobreza calórica. Los habitantes de esta isla, sufren una tercera parte de cardiopatías, entre diez y doce veces menos la enfermedad de Alzheimer y la mitad de casos de cáncer de mama.

Como vemos, la dieta es muy importante para vivir más y con mayor calidad de vida. En Pedroche, creemos en un futuro preventivo para todos nuestros pacientes, desde los niños más pequeños hasta nuestros pacientes mas longevos. Dentro de nuestra filosofía está preservar los dientes naturales de nuestros pacientes e intentar salvarlos, ya que lo natural, es lo mejor para nuestra salud.

Sin embargo, hay 6 factores que perjudican la calidad de vida si hablamos de salud bucal, ya que si vivimos más, nuestros dientes tienen que acompañarnos:

 

  • Dientes ausentes, la pérdida prematura de un diente supone en un plazo inferior a 2 años, una modificación de los huesos maxilares y un desplazamiento de los dientes adyacentes resultando una boca no acorde a la edad biológica. La implantología dental es fundamental e imprescindible hoy en día debido a su alta biocompatibilidad y a una duración media de 25 años.

 

  • Mordida cruzada, dientes apiñados, prognatismo, protusión, … unos dientes alineados facilitan el cepillado y la higiene, por lo que la durabilidad será mayor. Si tu mordida no es correcta, también tus dientes se desgastarán de una forma irregular, necesitando tratamientos funcionales o de las encías.

 

  • Estrés y bruxismo: la forma de vida actual predispone a nuevas patologías que alteran la función de la boca. Revisa tu boca con un especialista en articulación temporomandibular.

 

  • Respiración bucal, no es una respiración adecuada, la respiración debe ser nasal, fundamental para descansar bien, oxigenar todo el cuerpo y prevenir patologías.

 

  • Problemas de deglución, problemas posturales, … algo no va bien en tu boca y en tu cuerpo. La boca no es un elemento aislado del cuerpo. Tu paladar es estrecho, no apoyas bien tu lengua al comer y al hablar, con lo que la articulación temporomandibular no está en una posición estable.

 

  • Y por supuesto…… caries, nuestra alimentación y forma de vida predispone más a las caries. Pide a tu higienista y al odontólogo especialista en conservadora, que determinen tu riesgo de caries mediante el estudio del PH, saliva y alimentación. En este estudio podrás ver si eres del grupo de alto riesgo de caries debido a múltiples factores o eres de bajo riesgo con lo que tu salud bucal es óptima. Las revisiones semestrales son un pilar fundamental.

¿CÓMO RESPIRAS? TU BOCA HABLA POR TI

Estamos diseñados para respirar por la nariz, ya que existen filtros especiales que detienen gérmenes e impiden que partículas nocivas que están en el aire entren en nuestro organismo. En cambio, al respirar por la boca, el polvo y las bacterias ingresan directamente en nuestro sistema.

Debemos procurar que nuestros hijos desde bebés respiren por la nariz y mantengan los labios unidos tanto como sea posible. Las ventajas de la respiración nasal es que el aire se filtra a través de los pulmones, por lo que la oxigenación del cuerpo comienza en la mucosa de la nariz y se inicia el intercambio de gases. El aire que pasa por la nariz favorece la mezcla adecuada con el óxido nítrico

ENTREVISTA AL DR. PEDROCHE

Este hace que los pulmones se dilaten mejorando así el proceso de absorción del oxígeno. La nariz está diseñada para evitar la deshidratación y mantiene una temperatura del aire, compatible con la temperatura interna del cuerpo. Por último, depura el aire y elimina la suciedad.

Sin embargo, la respiración bucal tiene diferentes consecuencias que se caracterizan por:

  • Arco dental superior estrecho.
  • La lengua nunca descansa en el paladar.
  • Maxilares superiores pequeños y hacia atrás.
  • Aumento de caries.

En una boca sana, el maxilar superior debería ser más grande que el inferior para que los dientes superiores coincidan fuera de los inferiores. Si el maxilar superior es estrecho, la mordida no produce el contacto ideal entre los dientes. Las personas que respiran regularmente por la boca, tienen mayor propensión a desarrollar problemas respiratorios futuros como la apnea del sueño, ya que cuanto menor sea la vía aérea, menos espacio hay para que el aire pase a los pulmones.

Los signos orales de la respiración por la boca y el empuje de la lengua son:

  • Paladar estrecho.
  • Mordida abierta.
  • Encías hinchadas.
  • Mal aliento.
  • Amígdalas grandes.

Y los signos faciales son:

  • Cara alargada.
  • Mandíbula inferior protuberante y en retroceso.
  • Mordida cruzada.
  • Bolsas profundas debajo de los ojos.
  • Asimetrías dentales y faciales.

La mejor forma de prevenir estos síntomas si los vemos en nuestros hijos o en nosotros mismos, es ir al dentista y ortodoncista especializado en vía aérea y establecer buenos hábitos para corregir los daños.

TU BOCA ES TU LATIDO

Una mala salud dental favorece las enfermedades coronarias. Esto es lo que demuestra un estudio realizado por la Revista Circulation, que ha estudiado a 500 personas y han llegado a la conclusión que una mala salud bucal puede afectar al corazón, al colesterol y a los triglicéridos.

ENTREVISTA AL DR. PEDROCHE

Las bacterias que viven en la boca pueden llegar a este órgano a través del flujo sanguíneo, y algo tan simple como cepillarse los dientes podría dar vía libre a esas bacterias, especialmente si la boca no está bien cuidada. Una boca con mala salud dental tiene una presencia mayor de gérmenes y las encías se lesionan con facilidad. “La acción del cepillado puede abrir heridas en el tejido y a través de ellas penetrar las bacterias” dice el estudio.

Las cinco enfermedades orales utilizadas por los investigadores para determinar el riesgo cardiaco son: Pericoronaritis, infección situada alrededor de los terceros molares. Gingivitis, o inflamación de las encías. Ausencia de piezas dentales, quienes carecen de dientes no pueden masticar bien la comida, y por consiguiente no asimilan tan bien los nutrientes saludables para el corazón o la fibra. Restos de raíces, lo que significa que los dientes del paciente estaban en tan mal estado que sólo ha permanecido la punta de la raíz. La caries.

Se recomienda que todos aquellos pacientes con una mala salud oral acudan a realizarse exámenes cardiacos aunque no presenten síntomas de enfermedad coronaria.

TU CARA Y TU RESPIRACIÓN HABLAN POR TI

Si una persona respira por la boca, la lengua no descansa en el techo de la boca e interrumpe el flujo de aire, originando en mal hábito de mantener la lengua entre los dientes para poder respirar. Si esta forma de respirar se mantiene en el tiempo, la mandíbula se verá afectada, no desarrollándose correctamente.

ENTREVISTA AL DR. PEDROCHE

Estamos diseñados para respirar exclusivamente por la nariz, ya que en ella existen filtros especiales que detienen muchos gérmenes y partículas nocivas que están en el aire e impiden que entren en nuestro organismo. En cambio, al respirar por la boca, el polvo y las bacterias ingresan directamente en nuestro sistema.

La respiración nasal filtra el aire a través de los pulmones, la oxigenación del cuerpo comienza en la mucosa de la nariz y se inicia el intercambio de gases. El aire que pasa por la nariz favorece la mezcla adecuada con un gas con increíbles propiedades vasodilatadoras: el óxido nítrico. El óxido nítrico hace que los pulmones se dilaten mejorando así el proceso de absorción del oxígeno, fundamental para todos los órganos. Depura el aire y elimina la suciedad reteniendo las partículas. La nariz está diseñada para evitar la deshidratación y mantiene una temperatura del aire, compatible con la temperatura interna del cuerpo.

Existe un patrón dental asociado con la respiración bucal que se caracteriza por: arco dental superior estrecho, la lengua nunca descansa en el paladar, maxilares superiores pequeños y hacia atrás y aumento de la incidencia de caries.

Si una persona respira por la boca, la lengua no descansa en el techo de la boca e interrumpe el flujo de aire, originando en mal hábito de mantener la lengua entre los dientes para poder respirar. Si esta forma de respirar se mantiene en el tiempo, la mandíbula se verá afectada, no desarrollándose correctamente.

En una boca sana, el maxilar superior debería ser más grande que el inferior para que los dientes superiores coincidan fuera de los inferiores. Si el maxilar superior es estrecho, la mordida no produce el contacto ideal entre las piezas dentales.
Las personas que respiran regularmente por la boca, incluyendo los niños, tienen un retroceso en la posición del maxilar superior dentro de la estructura craneal y restringen en mayor o menor grado la vía aérea, por lo tanto, aumenta su propensión a desarrollar problemas respiratorios futuros como la apnea del sueño ya que cuanto menor sea la vía aérea, menos espacio hay para que el aire pueda pasar a los pulmones.

Los signos orales de la respiración por la boca y el empuje de la lengua son un paladar estrecho y profundo, una mordida abierta, encías hinchadas, mal aliento y amígdalas grandes. Los signos faciales son una cara alargada, mandíbula inferior protuberante, mandíbula inferior en retroceso, mordida cruzada, bolsas profundas debajo de los ojos, asimetrías dentales y faciales.

Si observamos estos síntomas en nosotros o nuestros hijos, es importante acudir a un dentista u ortodoncista especializado en vía aérea es la única forma de prevenir, establecer buenos hábitos y corregir los daños que ya están debido a una respiración inadecuada.