LOS 3 PROBLEMAS BUCALES QUE CAUSAN DOLORES DE CABEZA

Nos reunimos con nuestro paciente Ken en El Retiro, en Madrid, para charlar acerca de su tratamiento de Orthotropics: cómo ha sido su proceso con nosotros y cómo ha afectado a su rutina diaria y a su rendimiento. Ken es un deportista profesional de tiro con arco y se encuentra concentrado todo el año en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Contactó con nosotros en diciembre de 2020 con un objetivo muy concreto y con toda una historia detrás. Te invitamos a conocer la conversación que tuvieron el Dr. Pedroche y Ken Sánchez Antoku.

En muchas ocasiones la aparición de dolores en otras partes del cuerpo es un síntoma de determinados problemas dentales. La falta de espacio en la boca produce limitación de los movimientos funcionales de la mandíbula durante la masticación, la deglución o la fonación. También genera una excesiva presión en la articulación temporomandibular que termina afectando a otras zonas corporales como la cabeza, el oído, la espalda o el cuello.

Para conocer si esos dolores tienen relación con la boca es necesario un diagnóstico profesional y, en caso de ser ese el origen, una rápida actuación. Al mismo tiempo, se recomienda a los padres cuyos hijos tengan dolores de cabeza, chasquidos en la articulación u obstrucciones frecuentes en los oídos que observen en qué momentos suelen aparecer y realicen una primera revisión de la boca del niño para comprobar su desarrollo, si hay una falta de espacio en la arcada dental o una incorrecta mordida.

En ocasiones cuando erupcionan los molares definitivos (muelas de los 6 años, muelas de los 12 años o muelas del juicio) hay picos de dolor de cabeza. A veces en los niños cuando erupcionan los primeros molares se ve una conducta de mordisqueo en la zona posterior de la boca como signo característico de este cuadro. Otras veces en niños, pero más frecuente en adultos jóvenes, aparecen dolores de cabeza repetitivos o permanentes durante varios meses.

Posibles causas bucales

MALOCLUSIÓN

La maloclusión dental es un mal desarrollo de las arcadas dentales que se caracteriza con una dentición que no está correctamente alineada. En ocasiones, a pesar de tener alineados los dientes, no se acoplan bien con los inferiores cuando se efectúa la mordida.

Se trata de una patología muy extendida entre la población joven. Se estima que el 75% de los niños y adolescentes presentan algún grado de maloclusión y un 37% sufre trastornos severos. A corto plazo, dicho problema bucal puede producir deformaciones en el paladar, desviaciones de la mandíbula, lesiones en el tejido gingival, asimetrías faciales y bucales, dificultades en la masticación y mal desarrollo del habla del niño, además de las alteraciones estéticas de la sonrisa.

Es muy importante destacar que a la larga genera desequilibrios en las estructuras musculares asociadas al cuello y a la espalda. El acortamiento de las cadenas musculares da pie a contracturas cervicales y de toda la espalda. Por esta razón, en los pacientes con maloclusión hay más incidencia de dolores de cabeza y cuello.

Tipos de maloclusión:

Transversales: Analiza los problemas de desarrollo en anchura de los maxilares. Se subdivide en dos variedades:

  • Mordida cruzada: Uno o los dos lados de la arcada superior ocluyen por dentro de la inferior.
  • Mordida de tijera: Durante la mordida los molares superiores quedan totalmente por fuera de los inferiores sin contacto.

Verticales: Analiza los problemas de desarrollo en altura al entrecruzarse los dientes de arriba con los de abajo. Tipos:

  • Mordida abierta: Existe espacio libre entre los dientes superiores e inferiores donde se mete la lengua
  • Sobremordida: La arcada superior cubre total o parcialmente la inferior al morder.
  • Desgaste dental: Hay una pérdida de esmalte y dentina provocada por rechinar los dientes.

Sagitales: Tiene en cuenta la posición de los molares permanentes en sentido anteroposterior. Es la más habitual que utilizan los odontólogos para una oclusión correcta y equilibrada. Hay tres clasificaciones:

  • Clase I: La mordida es correcta cuando los caninos y molares superiores se sitúan por detrás de los inferiores. Los maxilares están equilibrados.
  • Clase II: Los caninos y molares superiores están más adelantados con respecto a los inferiores. La mandíbula en este caso está retrasada, denominado también retrognatismo.
  • Clase III: Los molares inferiores se encuentran delante de los superiores. La mandíbula en este caso está adelantada, presentando una mordida invertida de los incisivos y un mentón prominente que da lugar a un prognatismo.

Causas de la maloclusión

Las maloclusiones dentales pueden estar ocasionadas por diferentes motivos:

  • Factores genéticos.
  • Dieta blanda con ausencia de masticación de alimentos duros.
  • Malos hábitos como chuparse el dedo, morder objetos, utilizar chupete más allá de la edad recomendada…
  • Mala posición lingual ejerciendo presión sobre los dientes o sin espacio en la cavidad bucal.
  • Pérdida prematura de piezas dentales por caries, traumatismos o agenesia (ausencia congénita de uno o más dientes).
  • Respiración bucal debido a que la lengua no cabe y el paciente necesita abrir la boca para tomar aire y la deja abierta la mayor parte del tiempo.
  • También se puede producir por un taponamiento nasal crónico que le impide respirar por la nariz.

Prevención y tratamiento

Para evitar la aparición de una maloclusión es esencial revertir los malos hábitos oro-linguales en los niños durante la primera infancia. Por otra parte, en el caso de pérdida de piezas dentales se colocan mantenedores de espacio temporales para que se respete el desarrollo natural de su boca. También es necesario un control médico sobre posibles anomalías respiratorias como rinitis o vegetaciones que puedan desembocar en alteraciones bucodentales.

Detectada la maloclusión, en Clínica Pedroche apostamos por el método Orthotropics que trata la vía aérea y expande los maxilares para dar más espacio y con una correcta oclusión. Es el único tratamiento hoy en día que tiene en cuenta la vía aérea proporcionando salud y calidad de vida al paciente desde el primer mes. El paladar se expande: la lengua tiene espacio, se abre más el canal de la vía aérea y los maxilares avanzan en la mayoría de los casos para equilibrar el perfil y dotar al paciente de una cara y una oclusión adecuadas a su estructura.

BRUXISMO

Es un trastorno dental involuntario que surge de una disfunción de la articulación temporomandibular (ATM) al contraer la musculatura mandibular apretando los dientes inferiores contra los superiores. Conocido coloquialmente como “rechinar de dientes”, provoca desgastes dentales y perturbaciones en las encías y es un problema que afecta, en mayor o menor grado, a un 70% de la población española.

El bruxismo puede ser:

  • Diurno o de vigilia: Se da durante el día y se caracteriza por apretar los dientes, pero raramente se rechinan. Existe un cierto control en este bruxismo al producirse en momentos de estrés o concentración ya sea por trabajo, estudio u obligaciones sociales.
  • Nocturno o del sueño: Ocurre durante el sueño apretando y rechinando los dientes. Es el más común y el más difícil de dominar, ya que no se cuenta con la conciencia necesaria para detener la acción.

Tipos de bruxismo

  • Céntrico: Es la contracción entre ambas mandíbulas y no desgasta los dientes, aunque sí que ocasiona sobrecargas musculares generando molestias y dolores.
  • Excéntrico: Además del apretamiento mandibular se realiza un rechinamiento o frotamiento entre los dientes. Se efectúa casi totalmente durante el bruxismo nocturno.

Tipos de pacientes que tienen bruxismo

  • Asintomático: Personas que presentan desgastes más o menos evidentes. No sienten molestias en cabeza, cuello, espalda o boca. A veces hay lesiones o desgastes dentales pequeños o muy grandes pero sin dolor.
  • Con dolor: Pacientes con muy poco desgaste dental en muchas ocasiones y otras veces con desgastes generalizados, pero se sienten tensiones musculares en cabeza, cuello o espalda. Son frecuentes cuadros de dolor de cabeza. También suelen presentar dolor en la ATM con chasquidos, bloqueos o limitación al masticar.

Causas del bruxismo

El rechinamiento dental puede deberse a diversos factores, aunque un alto porcentaje de bruxistas lo son por una maloclusión. Este es el punto de partida de la mayoría de los casos. Ahora bien, existen aceleradores que suman y no favorecen la patología:

  • Edad. Es frecuente en niños pequeños y está relacionado entre otras cosas con una respiración bucal. En adultos se asocia más con maloclusiones y malas posturas.
  • Estrés, ansiedad o nerviosismo.
  • Personalidad y factores psicosociales. La hiperactividad o los problemas psicológicos y emocionales pueden dar lugar a tensiones musculares faciales que están relacionadas con un mal descanso y una mala oxigenación del cuerpo.
  • Medicamentos, alcohol y drogas. El consumo de diferentes estimulantes o sustancias químicas puede conllevar efectos secundarios y alterar las facciones mandibulares.
  • Otros trastornos de salud. Puede estar relacionado con enfermedades como el Parkinson, la demencia y la epilepsia o afecciones del sueño como apneas, terrores nocturnos y desórdenes en el descanso.

Consecuencias del bruxismo

La tensión que ejerce el bruxismo sobre la mandíbula provoca diversos efectos negativos en nuestra salud:

  • Acortamiento de los dientes, los pacientes suelen tener el diente cada vez más pequeño.
  • Fracturas o roturas en las piezas dentales.
  • Desgaste del esmalte dental, provocando sensibilidad al calor, el frío o el dulce.
  • Dolor o inflamación mandibular (en los músculos maseteros y temporales).
  • Dolor en los oídos (dolor en la articulación temporomandibular).
  • Dolor de cabeza que comienza en las sienes o en la zona occipital.
  • Músculos faciales cansados o rígidos.
  • Lesiones en las encías.
  • Recesión gingival: encías cada vez más pequeñas porque el diente se muestra más por la parte superior.
  • Problemas de conciliación del sueño, microdespertares o insomnio.

Prevención y tratamiento

En pacientes asintomáticos podemos prevenir, con el uso de una férula de descarga, tensiones o sobrecargas en cabeza y cuello. Y en muchas ocasiones el paciente al estabilizar un problema crónico se beneficia aliviando tensiones en su cuerpo de las que antes no era consciente.

Orthotropics es una técnica de ortodoncia que combina perfectamente el desarrollo de la boca con la postura corporal. La posición del cuello incide directamente en la salud de la ATM, por ello es el tratamiento que recomendamos desde Clínica Pedroche para niños y adultos que presentan bruxismo y malas mordidas.

En pacientes con dolor orofacial, las férulas son el instrumento con el que tratamos la fase urgente del problema. Pero en muchas ocasiones precisarán luego de otros tratamientos, ya sean de ortodoncia, prótesis o implantes.

En pacientes con graves desgastes, las férulas son el elemento que descarga esa fuerza muscular tan intensa. Los tratamientos incluyen recomponer el desgaste dental con incrustaciones y carillas, además de la férula.

PROBLEMAS DENTALES

Además de la maloclusión y el bruxismo, las migrañas y las cefaleas pueden tener otros orígenes bucodentales como caries, dientes agrietados o muelas del juicio impactadas. Estas afecciones desarrollan en muchas ocasiones dolores de cabeza palpitantes, infecciones de oído, dolencias cervicales, mareos, náuseas o sensibilidad a la luz o el sonido.

Por eso, es trascendental mantener una perfecta higiene dental, realizarse revisiones periódicas y comunicarnos si se sufren dolores de cabeza, migrañas o alguno de los otros síntomas mencionados anteriormente para que podamos comprobar e identificar el problema.

Una boca sana redunda en tu bienestar general, cuida tu dentadura y disfruta de una mayor salud.

SALUD BUCAL | agosto 2021

Salud Dental | octubre 2021

¿Qué es tener una buena oclusión o una buena mordida? Descubre cómo es la tuya.

Por si no lo conocías, existen las oclusiones correctas y las oclusiones incorrectas. La mordida, además de ofrecer una bonita sonrisa, influye en el desarrollo de la dentadura, su desgaste y, por supuesto, en cómo comemos y digerimos los alimentos. Por ello, la maloclusión es un problema tan importante que la OMS la ha catalogado como la tercera afección bucodental a nivel mundial, solo por detrás de la caries y la gingivitis.
Salud Dental | octubre 2021

El dedo gordo del pie está conectado con la lengua

El cuerpo humano es una máquina perfecta. A día de hoy, incluso después de miles de estudios e investigaciones, sigue sorprendiéndonos. Una de esas características tan especiales de nuestra anatomía es la unión que poseen todos los órganos, huesos, músculos y tejidos. Todos están conectados entre sí de alguna manera.
testimonios | octubre 2021

Ortodoncia, muelas del juicio y ATM: cuando eres padre, madre y estás buscando respuestas a la salud de tus hijos.

Nos reunimos con nuestra paciente Pilar en El Retiro, en Madrid, para charlar acerca de la relación de confianza de muchos años como paciente, y como madre preocupada por la salud de sus hijos. Ella buscaba respuestas a lo que le pasaba a su hija y nos encontró.