Para cuidar nuestra salud bucal y la de nuestros pequeños, es importante que aprovechemos las rutinas diarias y fomentar hábitos de limpieza y cuidado. Recuerda que el cuidado temprano de su boca les evitará problemas en el futuro y podrán presumir de sonrisa perfecta.

Desde Clínica Pedroche, te damos 7 consejos muy fáciles para que puedas aplicarlo hoy mismo:

  1. Supervisa en casa el proceso de cepillado mientras están aprendiendo. Podemos colocarnos detrás del niño frente a un espejo, inclinando su cabeza hacia atrás para controlar mejor todos sus movimientos. Nosotros somos el mejor ejemplo para ellos, mucho mejor si nos lavamos los dientes juntos y nos ven que lo hacemos a diario y varias veces.
  2. Si han de comer en el cole, conviene que lleven un kit de cepillado para limpiarse los dientes después de cada comida.
  3. Controla su alimentación. Evita alimentos ricos en azúcar como refrescos, bollería industrial y dulces. Sustitúyelo por lácteos, verduras, carnes, frutas y zumos naturales.
  4. Evita las comidas entre horas.
  5. Controla que el cepillado se realice con pasta fluorada y 3 veces al día durante 2 minutos y, sobretodo, antes de acostarse. En el caso que sólo puedan ser 2, la primera de la mañana y antes de acostarse.
  6. Recuerda cambiar el cepillo cada tres o cuatro meses para evitar el desgaste excesivo de las cerdas y que pierdan efectividad a la hora de cepillarse. Es importante también cambiar el cepillo de dientes después de un resfriado, gripe o infección bucal ó de garganta, debido a que los gérmenes pueden esconderse en las cerdas del cepillo.
  7. Se creativo: convierte el cepillado en un juego. Usa un temporizador para controlar el tiempo, premia a tus hijos si se cepillan bien los dientes y pon su música preferida mientras se cepillan.