Durante el movimiento masticatorio a nivel dental, se genera un movimiento alternante hacia los lados en el que deberá existir contacto entre los dientes superiores e inferiores del lado derecho y del lado izquierdo simultáneamente.

En niños con una buena masticación, la mandíbula será como el mazo de un mortero que modela el maxilar desarrollándolo a lo ancho y largo. Se produce el desarrollo óseo porque al masticar se estimula el ligamento que sujeta los dientes al hueso, lo que crea una boca que funciona de forma equilibrada.

En los adultos esta estimulación que produce la masticación, genera respuesta de conservación sobre el ligamento periodontal que es quien sujeta el diente al hueso. Los dientes serán fuertes al tener un ligamento sano, por lo que haremos la mejor prevención de la periodontitis.

Importancia de la masticación sobre la articulación temporomandibular

A nivel de la articulación mandibular, la masticación produce un movimiento también alternativo pero de atrás hacia delante. Primero avanza el lado derecho de la mandíbula adelante y hacia la izquierda, luego ocurre el mismo movimiento del lado izquierdo mandibular hacia delante y la derecha. Como en todas las articulaciones entre dos huesos (cráneo y mandíbula) se interpone un cojín o menisco que hace posible el deslizamiento entre dos huesos distintos.

En los niños este movimiento masticatorio desarrolla el crecimiento mandibular. El lado de la hemimandíbula que avanza crece en longitud y el lado contrario en anchura y altura, al no haber desplazamiento, sino rotación. A la vez, al moverse la mandíbula por el frote de los dientes, desarrolla el paladar. Por eso es importante masticar por los dos lados para desarrollar la mandíbula y el maxilar de forma simétrica, para que nos quepan los dientes bien colocados dentro de la boca.

En el adulto, el movimiento masticatorio correcto crea un estímulo por tracción del menisco en la articulación que genera una respuesta de conservación de la articulación. Esto se traduce en que la articulación funcionará correctamente (prevención de chasquidos, ruidos articulares, dolor de oidos, etc..).