Presentamos el caso de una hombre de 30 años con una mordida abierta de toda la boca: al morder sólo hay contacto en dos dientes, por lo que al tragar saliva mete la lengua para sellar el espacio. El ejemplo que exponemos a continuación es un caso real tratado recientemente en nuestra clínica.

 

Diagnóstico

En este caso no sabemos, al no conocer al paciente desde niño, si la causa de la mordida abierta es la deglución atípica al tragar saliva metiendo la lengua entre los dientes, que ha terminado por dejarlos totalmente separados.

También es posible que la deglución atípica sea el resultado de la mordida abierta que presenta el paciente por una mala función bucal desde joven, ya que para tragar necesita sellar el espacio libre entre los dientes, y por eso mete la lengua perpetuando esa mordida abierta.

 

Evolución

En este caso, al no tener una boca equilibrada, los dientes no reciben la estimulación de la masticación, por lo que su encía (periodonto) se deteriora. Por eso apreciamos recesiones y defectos no acordes a la edad del paciente.

 

Tratamiento

Haremos un tratamiento de ortodoncia para nivelar los dientes. En este caso es imprescindible el uso de aparatos que controlen la función lingual. Además, es esencial que el paciente colabore usando elásticos para cerrar la mordida.

 

Nota sobre el tratamiento

Si el paciente es colaborador y participa activamente con el uso de gomas y demás dispositivos intraorales, se obtiene una boca equilibrada en no menos de 24 meses de tratamiento.